miércoles, 22 de abril de 2009

hoy no sé


Hoy ya no sé

no se si quiero esto

no se si es esto lo que necesito

de verdad necesito pesar 52 y no 57? a veces lo que queremos no tiene nada que ver con lo que necesitamos. Hoy me siento así con incertidumbre. Yo sé que necesito demostrarme a mí misma que puedo, que valgo, que puedo hacer lo que me proponga, pero no será que lo que tengo que proponerme es otra cosa?

Quizá sea sólo un altibajo, quizá esto mañana ya haya pasado, pero en este momento me resulta insoportable. Sé que no soy la única persona que se cuestiona si lo que está haciendo está bien, si lo que está haciendo la hace feliz, que quiere de su vida. Pero también hay gente que sabe perfectamente que quiere. Me gustaría ser así, me gustaría saber que quiero, quien soy, que necesito, para ir a buscarlo, si supiera lo que quiero no me costaría tanto conseguirlo como sólo el hecho de saberlo, yo me esmero, soy exigente, trabajadora, pero no se por qué tengo que luchar o trabajar, no se cual es mi norte. Hoy. Ayer sí lo sabía, pero hoy ya no. Siento que no soy buena en lo que hago, que no hay nada en lo que me destaque. Mañana me voy a levantar bien, optimista, creyendome que puedo, sé que es así, siempre fui así, me caigo y me levanto. Pero quiero estar bien ahora, no mañana, no quiero pensar que mañana voy a hacer tal o cual cosa, no se lo que quiero, pero lo quiero ya. No quiero desanimarme, quiero estar bien, aceptar las cosas que no puedo cambiar y esforzarme por cambiar las que sí. Como dice Don Juan en el libro de Castaneda, sé que éste es sólo un camino como tantos y todos llevan al mismo lado, pero yo quiero ir por un camino que disfrute, quiero disfrutar lo más posible de ese camino.


Mi situación hoy en día es ésta: vivo en mi casa con mi hermana y mi mamá, tengo 24 años, papá falleció hace más de 3. Ya no sé si quiero vivir acá, de hecho no sé si el hecho de seguir viviendo acá me hace bien. Hace poco pinté mi pieza y todaviía tengo todo en cajas, no volví a poner los muebles, sólo tengo la cama y la tele y cajas y cajas con cosas, de a poco voy ordenando un armario, después otro, pero siempre el proceso queda por la mitad. Creo que inconscientemente lo que me está pasando es que ya no tengo ganas de volver a organizar todo acá, necesito un lugar que sea mío, donde estén mis reglas, donde tenga mis horarios, mis responsabilidades, mis elecciones mis momentos de soledad, donde se compre la comida que yo elija, donde le asigne el lugar que quiero a cada cosa, al cual organice y decore a mi gusto, un lugar que sienta mío que me abrace y me contenga un lugar que mire con amor porque se disponga de la manera que yo sueño. Me gustaría que me den su opinión sobre esto, que piensan, si ya les pasó, como fue el desarraigo del hogar, como fue organizar todo, si costó mucho, si fue triste, si viven solos, en pareja, comparten casa o que. Estoy en un momento de mi vida que no sé bien para donde ir, y me serviría mucho que me cuenten sus experiencias al respecto.


Gracias a los que me leen, me voy a ir a dormir soñando con mi pared blanca llena de cuadros y cuadritos distintos, conmis cortinas de colores y el sol que va a entrar por la ventana para llenar de luz el gran espacio blanco que quiero tener.




(estas son algunas de las fotos que me bajo de internet fantaseando sobre como será mi hogar algún día)


5 comentarios:

  1. Sueña con el mañana con lo nuevo que llegará a pesar de las fronteras que encuentres en este momento, no desesperes y cada día dite a ti misma que vas a ser capaz de conseguirlo.
    Te sigo leyendo.
    Besines.

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, si está en cajas desde hace tiempo, es que no lo necesitas para nada, así que tiralo. Después de muchas mudanzas he descubiero que la mitad de las cosas que arrastramos de casa a casa, no son más que lastres. Así que intenta quitártelo de encima lo antes posible.

    Por cierto, la cocina de la foto es muy bonita, pero como te guste guisar, te puedes pasar el resto de tu vida quitando grasa de todas esas cosas que tienes al aire. Te lo dice alguien a quien esas cocinas le encantan pero la comodidad ha temrinado convenciéndome de que hay que poner puertas.

    En cuanto a qué hacer con tu vida, creo que tú eres la única que puede decidirlo, pero si no tienes nada que te ate a donde estás, y con la edad que tienes, es el momento de que aproveches y salgas a conocer mundo. Tienes 24 años, vete a trabajar fuera de tu país, conoce sitios nuevos, que para volver a casa siempre hay tiempo, y el tiempo de corretear por el mundo se acaba pronto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Nada es imposible, las personas que no lograron sus objetivos en 90% fué por que los abandonaron.Besos.

    ResponderEliminar
  4. gracias chicas!

    myself: eso que me dijiste me ayude mucho y ese dia me fui a dormir soñando con mi casa, funciona!


    Lucia: me encanta viajar, estuve 3 meses afuera y volvi hace poco y me agarro esta necesidad de irme! pero si, a esta edad hay que aprovechar y hacer todo lo que quiza despues no puedas, tengo bastante eso en mente, y esta bueno pensar asi, CARPEDIEM! (:

    SOfy: tenes razon, la inconstancia mata las metas, y yo soy muy inconstante, tratare de luchar contra eso

    ResponderEliminar
  5. tu situacion es parecida a la q tenemos muchos jovenes q qeremos irnos de casa. tambien es propio de la edad. uno qiere hcr las cosas ya a su modo. Buscá la manera y anda a vivir sola si podes. lamentablemente la guita complica las cosas pero bue... vale la pena intentarlo

    ResponderEliminar

dejame tu opinion, consejo, contame tu experiencia, sumate a mi iniciativa!